Un año con mascarilla ¿Cómo combatir el acné?

Maské

Un año con mascarilla ¿Cómo combatir el acné?

Publicado por DermoMedic en Acné 03 Mar 2021

Cuando ya se va a cumplir nuestro primer año con mascarillas, traemos a este blog el artículo de Patricia Pérez para la revista El Comercio, en el que el Dr. José Luis López Estebaranz, director médico de Clínica DermoMedic aporta interesantes datos en un tema tan actual como es la parición de acné por su uso continuado, familiarmente llamado maskné

“Nuestro rostro debe afrontar condiciones para las que no está preparado, como un aumento de la humedad, un incremento de la producción de sebo, un aumento del pH y de la temperatura e irritaciones

Las mascarillas se han convertido en una prenda imprescindible a la hora de salir a la calle. Sin embargo, pasar muchas horas con ella puesta puede ocasionarnos brotes típicos de acné a causa de la fricción que provoca en nuestra piel, la humedad y la falta de oxigenación, que acaban taponando los poros. Todo ello se convierte en el entorno perfecto para la aparición de granitos o comedones, es decir, el ‘maskné‘.

El ‘maskné’ se trata de la aparición de «granos en la piel por oclusión, con pápulas, pústulas y microcomedones que se ubican en el mentón y de forma simétrica a lo largo de la mandíbula», tal y como explican desde el laboratorio dermatológico Bioderma. Aunque los expertos señalan que estos brotes no deben confundirse con otros problemas que también pueden ser causados por el uso de la mascarilla, como la foliculitis, eccemas o dermatitis seborreica.

Cada vez que nos colocamos una mascarilla, la piel del rostro debe afrontar condiciones para las que no está preparada, como un aumento de la humedad en la epidermis, incremento de la producción de sebo, aumento del pH y de la temperatura, así como irritaciones provocadas por el roce del material. Pese a ello, no podemos dejar de utilizar la mascarilla, ya que es imprescindible para frenar la pandemia, pero lo que sí podemos hacer es tratar de prevenir el ‘maskné’ o combatirlo cambiando ligeramente nuestra rutina y nuestros hábitos:

¿Cómo prevenir o luchar contra el ‘maskné’?

Tanto si queremos evitar la aparición granitos a causa de la mascarilla como si queremos combatirlos, debemos prestar especial atención a dos cuestiones principales: cómo utilizamos la mascarilla y nuestra rutina facial diaria, es decir, los productos de limpieza y cuidado que aplicamos a nuestra piel.

 

Sobre las mascarillas

Escoge bien la mascarilla. El dermatólogo director de la Clínica DermoMedic, el doctor José Luis López Estebaranz, señala la importancia de usar mascarillas «que se adapten bien al rostro y que no compriman ni ocluyan en exceso. Las mascarillas con bordes de goma suelen ser más oclusivas y empeoran las lesiones del acné».

Airea la zona. En la medida de lo posible, intenta airear el rostro cada dos o tres horas y secar el sudor que pueda haberse generado. Recuerda también cambiar la mascarilla con frecuencia.

 

Rutina facial

Mientras que el uso de las mascarillas siga siendo obligatorio, debemos prestar especial atención al cuidado de nuestra piel.

-Higiene: debemos realizar una correcta rutina de higiene dos veces al día, por la mañana y por la noche. También podemos utilizar un exfoliante facial, ya sea químico o mecánico, una o dos veces a la semana para profundizar la limpieza del rostro.

-Nuevos productos en tu rutina facial: es importante adaptar nuestra rutina facial a los tiempos que corren. Por ello, podemos comenzar a utilizar productos que contengan en su fórmula ingredientes como hidroxiácidos, que pueden ser exfoliantes. Asimismo, otros ingredientes interesantes para luchar contra el ‘maskné’ son los betahidroxiácidos, que son solubles en lípidos y actúan mejor en las zonas seborréicas de la piel.

En este sentido, la ‘youtuber’ de cosmética Marta Isern señala que el ácido salicílico es el «perfecto aliado para luchar contra el ‘maskné’» porque limpia los poros en profundidad, ayuda a mejorar la apariencia de la piel, regenera la capa córnea, es antiinflamatorio y antibacteriano. Existe una normativa europea que limita su concentración a un máximo de un 3 % en la formulación de un producto que se vaya a aclarar o un 2 % en aquellos que estén pensados para dejarlos puestos en el rostro.

Hay que tener muy presente que hay que tomar ciertas precauciones al usar este tipo de ingredientes, como el uso de protectores solares.

En su canal de Youtube, Marta Isern recomienda utilizar la loción 5 Azelaic S, de Gema Herrerías, aunque también aconseja otros productos como Aloe BHA Skin Toner, de Benton y Balancing Peel, de Transparent Lab.

 

-Hidratación: siempre debemos procurar tener la piel bien hidratada. Esto ayudará a recuperar la barrera cutánea y evitar lesiones por fricción. Pero ahora la hidratación es, si cabe, más importante, ya que, como explican desde Eucerin, las pieles se vuelven más grasas debido a la oclusión que genera la mascarilla. Lo mejor es que optar por cremas con texturas ligeras y específicas para la piel grasa.

-Protección solar: como ya hemos dicho antes, el uso de protectores solares es muy importante, aunque no vayamos a exponernos directamente al sol, sobre todo si estamos aplicando en nuestro rostro productos que contengan ácidos. Así evitaremos que nos aparezcan manchas.

-No te toques los granos: esta cuestión está muy ligada a la aparición de manchas. Lo mejor es dejar que los granitos desaparezcan solos. Si quieres camuflarlos, puedes usar correctores ‘oil free’ y con ácido salicílico, como el Stick Corrector DermoPure.

-Maquillaje: lo mejor es evitar el uso de maquillaje, principalmente en la zona que va a estar en contacto con la mascarilla, ya que genera más oclusión de los poros. Pero si no es posible, Eucerin aconseja no usar bases oleosas o demasiado cubrientes.

-Dermatólogos: si estos consejos no te sirven o consideras que necesitas una visión profesional, lo mejor es que acudas a un dermatólogo. Solo ellos podrán realizar realizar un diagnóstico adecuado y ofrecerte un un tratamiento específico.

 

¿A quiénes les afecta el ‘maskné?

El ‘maskné’ puede afectar a todo tipo de pieles, aunque las más sensibles a este problema son las pieles sensibles y reactivas que a menudo están irritadas. Además, las personas con tendencia acneica pueden ver su problema agravado a causa de la mascarilla, debido al «microambiente húmedo causado por la respiración, el calor y el sudor, favorecen la proliferación bacteriana, el incremento de grasa y la dilatación de los poros», explican desde Eucerin.

Por otra parte, las personas que no tienen problemas cutáneos también pueden verse afectadas por el efecto de las mascarillas, ya que pueden dejar su piel más grasa, con más puntos negros o con manchas.

En este sentido, desde Bioderma señalan que existen estudios que revelan un «aumento significativo de los brotes de acné entre las personas que usaron mascarilla durante más de cuatro horas todos los días durante más de dos meses. La producción de sebo puede aumentar hasta en un 10%».

 

Para leer el artículo completo pinche aquí

Comentarios no permitidos para esta entrada.