Uso de Láser Neodimio Q-Switch para tatuajes

El uso de láseres de tipo Q-switch permite hoy día eliminar la mayor parte de los tatuajes con el mínimo riesgo de lesiones cicatriciales.

Dentro de este tipo de láseres el MEDLITE Q-Switch de Nd: YAG es el sistema más novedoso y sofisticado que permite eliminar o aclarar la mayoría de las tintas o pigmentos de los diferentes tatuajes. En DermoMedic disponemos de estos sistemas láser además de sistemas de luz pulsada intensa específicos (Multilight de Lumenis).

El láser Q-switch Nd:YAG es una tecnología específica utilizada para eliminar tatuajes de forma segura y efectiva mediante un proceso conocido como fototermólisis selectiva. Este láser emite pulsos de alta energía y corta duración, en el rango de nanosegundos, lo que permite fragmentar las partículas de tinta del tatuaje sin dañar el tejido circundante.

El principio fundamental detrás de la eliminación de tatuajes con láser Q-switch Nd:YAG radica en la interacción entre la luz láser y las partículas de tinta en la piel. Las diferentes longitudes de onda del láser Q-switch Nd:YAG son selectivamente absorbidas por los pigmentos del tatuaje, que se encuentran en la dermis de la piel.

TATUAJES

¿Cómo elimina el láser Q-switch Nd: YAG los tatuajes?

El láser Medlite elimina la tinta de los tatuajes a través de la energía de la luz que emite. Los láseres emiten un tipo determinado de luz con una longitud de onda específica. El pigmento de los tatuajes se elimina utilizando una longitud de onda específica que atraviesa la piel y es absorbida de forma selectiva por el pigmento del tatuaje. La rápida absorción de la energía emitida por el láser provoca que el pigmento del tatuaje se desintegre en diminutas micropartículas que son posteriormente eliminadas por el propio organismo. El láser Q-switch emite una luz de una longitud de onda de 532 nm y de 1064 nm en pulsos de nanosegundos.

¿Es doloroso el proceso?

La luz que emite el láser Q-switch es de pulsos muy cortos. El impacto de la energía que emite el láser provoca una sensación similar a la que provoca una goma elástica cuando golpea la piel. En la mayoría de los casos no se requiere anestesia. Dependiendo de la localización del tatuaje y su extensión se puede aplicar una crema anestésica 1 hora antes (EMLA) de la sesión de tratamiento.

¿Cuántas sesiones se necesitan para eliminar un tatuaje?

Como término medio se requieren 5-8 sesiones en los tatuajes profesionales y 4-5 en los amateurs. Cada sesión espaciada unas 6-8 semanas. El número de sesiones depende del tipo y cantidad de pigmento o tinta utilizada en cada tatuaje y de la profundidad a la que se encuentra dicho pigmento en la piel.

¿Se eliminan todo tipo de colores de los tatuajes?

Las colores oscuros (negro y azul) así como los rojos son los que mejor se eliminan. Los colores naranjas y violetas también se aclaran bien. Los colores verde y amarillo son los más difíciles de eliminar, requiriendo mayor número de sesiones. En general con estos sistemas láser se logran eliminar la mayoría de los tatuajes con aclaramientos superiores al 95% . No obstante, hay que tener en cuenta que existen más de 100 pigmentos utilizados en los tatuajes (la mayoría sin estar regulados por las autoridades sanitarias) y que la profundidad a la que se inyectan también es muy variable, por lo que muchas veces es difícil establecer a priori la eficacia del tratamiento.

¿Qué cuidados postratamiento hay que seguir?

Tras cada sesión de tratamiento se empleará una pomada antibiótica e hidratante en la zona tratada. La zona debe mantenerse limpia. Se puede bañar o ducharse al día siguiente pero sin frotar la zona tratada.

Subir Arrastrar