Queratosis actínica: prevención y tratamiento

Queratosis actínica

Queratosis actínica: prevención y tratamiento

Publicado por Margarita Nieto en Queratosis Actínicas 19 Sep 2018

 

El Dr. López Estebaranz, director de la Clínica DermoMedic,  explica en qué consiste la queratosis actínica, su prevención y tratamiento.

La queratosis actínica es un problema muy frecuente que se trata en las consultas dermatológicas, que va apareciendo de forma más frecuente con la edad y que necesita que se le preste especial atención, para prevenir el desarrollo de cáncer.

La prevención de la radiación solar es fundamental en los pacientes de esta enfermedad y hay que concienciarles para que la utilicen de forma diaria.

Una de cada 2 personas mayores de 60 años tiene o tendrá queratosis actínica a lo largo de su vida.

Las queratosis actínicas son unas lesiones precancerosas, es decir, un cáncer incipiente de piel de células escamosas, que aparecen como pequeñas lesiones rojizas que a veces se notan como piel áspera y aparecen en la cara, en el dorso de las manos o en la zona del escote, es decir, en las zonas donde nos da más luz ultravioleta.

Son más propensas a tener queratosis actínicas las personas con piel más clara, que han recibido más radiación ultravioleta, que están más expuestas por su trabajo o por sus actividades lúdicas al sol y también personas que tienen tratamientos inmunodepresores.

Cómo se trata

Si el paciente tiene sólo ua o dos lesiones, se pueden tratar con crioterapia, con electrocoagulación o con curetaje.

Pero si es una zona ya de campo o cancerización, se trata con sustancias específicas que se aplican localmente sobre las lesiones y las elimina

La protección solar es importante pero ¿podemos usar cualquier tipo de fotoprotector?

La protección solas es fundamental para prevenir la aparición de la queratosis actínica. Debemos usar un filtro de amplio espectro contra los rayos UVA, los UVB y contra la luz visible. Estos fotoprotectores deben aplicarse en las zonas expuestas resgularmente y hay que renovarlos periódicamente. Hay algunos que tienen, además, antioxidantes y enzimas que intentan reparar el daño provocado en el DNA. Así se consigue un tratamiento preventivo mucho más eficaz.

Conclusión

La queratosis actínica es una lesión muy frecuente que debe diagnosticarse y tratarse a tiempo para evitar que se convierta en maligna. La protección solar adecuada, específica y a diario, es esencial para el cuidado de la piel propensa.

Comentarios no permitidos para esta entrada.