Las ojeras: sus causas y tratamientos

Las ojeras: sus causas y tratamientos

Las ojeras: sus causas y tratamientos

Publicado por dermomedic en Ojeras 18 Jun 2019

Dra. Almudena Nuño

Dermatóloga en Clínica DermoMedic

Las Ojeras: sus causas y tratamientos

Las ojeras son un motivo de consulta frecuente en las consultas de Dermatología y Estética. Se ha convertido en un área que preocupa a los pacientes, sobre todo por el aspecto de fatiga y envejecimiento que aportan a quien las padece, de ahí que presentemos este artículo sobre las ojeras, sus causas y tratamientos.

No todas las ojeras son iguales, por lo tanto, dependiendo del problema que cause la ojera, la solución será distinta en cada caso.

Existen diversos factores que afectan a la zona de la ojera:

  • •La anatomía facial, es decir, la estructura ósea de cada persona y el componente de tejido graso de la zona. Con la edad se va perdiendo volumen en la zona malar y eso contribuye a que las ojeras se marquen más.
  • •Acúmulo de líquido- grasa en la zona. Son las temidas bolsas de los ojos. Si el componente que predomina es la retención de líquido, variará a lo largo del día. Si el componente es graso, se mantendrá más estable.
  • •La calidad de la piel de la ojera: con la edad la piel sufre falta de hidratación, pierde elasticidad y aparecen las arrugas en la zona. Las arrugas que aparecen por gesticulación son las llamadas patas de gallo. En la piel periocular también se produce envejecimiento por acción del sol, pueden aparecer lesiones como léntigos (manchas por el sol) o incluso xantelasmas (depósitos de colesterol) o siringomas (tumores benignos) que estropean más el aspecto de la zona.

La mayoría de las personas no presentan un solo problema en la zona de las ojeras, sino varios, por lo que el tratamiento varía de una a otra persona.

Los tratamientos que disponemos para tratar la zona de la ojera son:

  • •Tratamientos en crema: Son los menos invasivos de todos. Van destinados a mejorar la hidratación y suelen llevar pigmentos que iluminan la zona o incluso que contrarrestan el color rojizo-violáceo que suele preocupar tanto.
    Otras sustancias que suelen llevar este tipo de cremas es cafeína para disminuir la congestión de la zona; incluso algunas de estas cremas llevan retinoides, una sustancia que renueva la piel. Esta sustancia puede mejorar las pequeñas arrugas, pero está contraindicada en casos de personas con piel muy sensible o tendencia a la dermatitis.

 

  • •Radiofrecuencia: consiste en aplicar en la zona un dispositivo que crea una corriente eléctrica y calor localmente lo que va a provocar un aumento en la síntesis de colágeno. Es un procedimiento que apenas molesta, sin postoperatorio y mejora sobre todo las pequeñas arrugas y la pérdida de firmeza de la zona.

 

  • •Luz pulsada intensa (IPL): es una luz que se aplica en la zona previa aplicación de un gel. Sirve para tratar tanto el componente vascular como el exceso de pigmento de la zona. Gracias a este tratamiento la ojera quedará más luminosa y de un color más homogéneo. Está indicado en el caso de personas de piel clara.

 

  • •Láser vascular (láser colorante pulsado): este tipo de láser lo vamos a utilizar en los casos en los que predomine un exceso de componente vascular, es decir, cuando la ojera es rojiza o morada. Suele provocar un hematoma en la zona después del procedimiento que dura una semana.

 

  • •Láser Q-switched: Lo utilizamos cuando el problema es un exceso de pigmento en la ojera. Suele provocar una pequeña costra en la zona del tratamiento que cede a los pocos días.

 

  • •Peeling: Podemos utilizar diferentes sustancias para eliminar las capas más superficiales de la piel y con ello conseguir eliminar el pigmento y que la piel se regenere con lo que tendrá un aspecto más terso e hidratado. Tras el procedimiento se produce una descamación que suele durar una semana.

 

  • •Resurfacing con láser ablativo: el objetivo de este tratamiento es similar al del peeling, eliminar las capas más superficiales de la piel. Sin embargo, este último suele ser más profundo y controlado. Se utilizan láseres de CO2 o erbio. Se produce una costra en la zona que al resolver dejará una piel más lisa y con un pigmento más homogéneo. En la forma fraccionada los resultados son muy buenos también y con menor tiempo de recuperación tras el procedimiento.

 

  • •Relleno con ácido hialurónico: se realiza cuando el problema es la pérdida de volumen. Es un procedimiento mínimamente invasivo que consiste en depositar ácido hialurónico en la zona de la ojera. Con ello mejoraremos el volumen pero muchas veces también la oscuridad de la ojera, al disminuir la sombra que se produce en la zona (imagen 1 y 2).

 

  • •Transferencia de grasa: Es un tratamiento similar al del relleno con ácido hialurónico pero se deposita la propia grasa del paciente extraída de otra zona. Tiene un postoperatorio mayor que el procedimiento anterior pero también buenos resultados.

 

  • •Cirugía: Se reserva para casos en los que existen bolsas en los ojos, o un exceso de piel en la zona que no pueden resolverse de otra forma. El procedimiento se denomina blefaroplastia y es una cirugía segura y con buenos resultados.

 

En resumen, existen muchos tratamientos para mejorar la zona de la ojera. Elegiremos uno u otro en función de las necesidades de cada paciente. En caso de que quieras tratar esta zona, consulta a tu Dermatólogo en Clínica DermoMedic, Te informarán sobre las ojeras, sus causas y tratamientos.

 

 

Comentarios no permitidos para esta entrada.