La Toxina botulínica: Nuevos avances y aplicaciones

Toxina botulínica

La Toxina botulínica: Nuevos avances y aplicaciones

Publicado por Jose Luis López Estebaranz en Botox, Dermomedic 08 Jul 2020

La toxina botulínica es una fármaco que llevamos utilizando en medicina desde hace más de dos décadas.

Las aplicaciones que tiene en dermatología y dermocosmética han ido incrementándose cada vez más y constituye uno de los tratamientos más eficaces y seguros.

En Clínica Dermomedic llevamos utilizando esta terapia desde el inicio de su aprobación médica, con excelentes resultados y cada vez con más indicaciones.

•1.- Tratamiento de Arrugas de Expresión y Rejuvenecimiento no invasivo.

El efecto relajante en los músculos faciales que provoca la toxina botulínica hace que las patas de gallo y las arrugas del entrecejo y frente desaparezcan, permitiendo tratar, de forma no invasiva y sin cirugía, caras que de otra forma pasarían por el quirófano.

Sus efectos son notorios a las pocas horas y permiten aminorar las arrugas y rejuvenecer desde la mirada a la zona peribucal o el cuello

•2.- Tratamiento para combatir la Hiperhidrosis (exceso de sudoración ) y la Bromhidrosis (mal olor corporal)

El funcionamiento de la toxina botulínica para controlar el exceso de sudoración es tremendamente rápido y eficaz.

Se ha comprobado que bloquea la estimulación de las glándulas sudoríparas, evitando que las terminaciones nerviosas simpáticas liberen una sustancia, la acetilcolina, que estimula su actividad.

Es un tratamiento que se realiza aplicando de forma localizada la toxina en microinyecciones muy superficiales en las áreas afectadas (axilas, manos…).

Su efecto comienza a ser evidente en pocos dias y se suele mantener entre 6 -12 meses.

Es uno de los tratamientos que más realizamos en nuestra clínica.

La bromhidrosis (mal olor por el sudor) es consecuencia de la degradación de detritus celulares y descomposición química provocada por la flora bacteriana a nivel local.

Si se elimina el exceso de sudoración en general, se elimina la bromhidrosis en muchos casos.

•3.- Tratamiento del Bruxismo con la toxina botulínica

El bruxismo es la contracción de una mándibula contra la otra de forma involuntaria y, preferentemente, en la noche.

Es un trastorno que ocasiona erosión y desgaste de la arcada dental, así como cefaleas y alteraciones en la articulación temporo-mandibular si se cronifica.

La toxina botulínica se administra sobre el músculo masetero relajándolo y haciendo desaparecer la patología.

Es un tratamiento que evita tener que usar férulas de descarga y otras terapias sistémicas (relajantes musculares, etc.).

 •4.- Otras indicaciones Estéticas de la toxina botulínica y nuevas toxinas con efectos más duraderos.

En los últimos años se están desarrollando nuevas toxinas botulínicas más efectivas y con mayor duración para el tratamiento de las arrugas de expresión y el envejecimiento facial.

Se han publicado ya los resultados de varios ensayos clínicos (sakura1 y sakura2) que demuestran un incremento del 20% de la eficacia y una mayor duración del efecto de la nueva toxina (daxibotulinum) en el tratamiento de las arrugas de la cara respecto a las disponibles hoy en dia.

Esto supone un avance importante que complementará las técnicas de las que disponemos para mejorar el aspecto facial.

En cualquier caso el espectro de indicaciones de la toxina botulínica se está ampliando a nivel estético. A las zonas clásicas se une la zona peribucal (sobre todo para corregir la conocida como sonrisa gingival o la exposición exagerada de las encías al sonreir) y la zona cervical, para las bandas o arrugas del cuello.

Otra indicación reciente y muy efectiva es la mejora del aspecto a veces excesivamente masculino de caras muy cuadradas en mujeres (debido a una hipertrofia de los músculos maseteros de la cara). La aplicación de la toxina en estas áreas revierte y estiliza la parte inferior de la cara.

El avance de la medicina está haciendo posible que, con técnicas no invasivas, consigamos resultados naturales, rejuveneciendo el aspecto facial y corporal de las personas..

Se puede hablar de un antes y un después en el tratamiento del envejecimiento facial desde el descubrimiento del botox.

 

La Razón, 5 julio 2020

 

Comentarios no permitidos para esta entrada.