Cuidados dermocosméticos en pieles con acné

Dermocosmética

Cuidados dermocosméticos en pieles con acné

Publicado por Jose Luis López Estebaranz en Acné, Dermomedic 07 Abr 2021

El acné es una patología muy frecuente que afecta a más del 85% de las personas jóvenes en algún momento y que también puede afectar a los adultos, fundamentalmente a las mujeres.

En su aparición se han involucrado factores hormonales (aumento de andrógenos), alteraciones en la queratinización de los conductos de las glándulas sebáceas, alteraciones inflamatorias y cambios (disbiosis) en la flora bacteriana cutánea.

Factores que influyen en la aparición o exacerbación del acné:

• Factores alimenticios: dietas con exceso de azucares refinados y de derivados lácteos desnatados, suplementos vitamínicos (complejo B) y complementos con leucina 1 (proteína en el grano de trigo que se encuentra en suplementos utilizados por atletas).

• Medicamentos anabolizantes (testosterona) y ciertos anticonceptivos con sólo progestágenos empeoran el acné. Otros medicamentos pueden ser también acneiformes.

Ciertos cosméticos grasos y la fricción cutánea también son perjudiciales.

• Factores ambientales como la exposición solar a los rayos ultravioletas, el calor y la humedad excesiva.

• La contaminación y el tabaco también son factores que agravan el acné con aparición de lesiones comedogénicas e inflamatorias al aumentar el estrés oxidativo sobre los sebocitos de la piel.

• El estilo de vida y factores psicológicos como el estrés, la falta de sueño y factores socioeconómicos.

 

En el tratamiento del acné influyen aspectos como la severidad, tipo de lesiones, edad, localización y tratamientos previos realizados.

Además de los tratamientos médicos (cremas, fármacos orales,…,) el uso de cosméticos y dermocosméticos adecuados para el cuidado de la piel acneica es fundamental para aumentar la eficacia de los productos recetados, para evitar ciertos efectos adversos de los medicamentos tópicos y para impedir recurrencias.

 

Te indicamos a continuación una serie de medidas en cuanto a los cuidados cosméticos en personas con acné (tabla 1):

 

1/ Limpieza de la piel.

Es recomendable lavar la cara dos veces al día por la mañana y por la tarde para eliminar el exceso de grasa y detritus celulares superficiales, además de limpiar los restos de contaminación acumulados en la piel y los productos aplicados a la misma (cosméticos).

Debemos utilizar una solución jabonosa o limpiador adecuado a nuestro tipo de piel. En pieles grasas soluciones jabonosas, en pieles normales soluciones no agresivas con antisépticos suaves y no comedogénicos con pH cercano al de la piel (5-7). En pieles secas o sensibles lavar con cremas o bálsamos limpiadores.

 

 

2/ Hidratación

La piel acneica debe hidratarse a diario.

Es una piel que, al estar inflamada, presenta la función barrera de la misma alterada.

Debemos utilizar cremas emolientes suaves no comedogénicas y que contengan sustancias antiinflamatorias y seborreguladoras.

El uso de antioxidantes también es beneficioso.

Cremas emolientes con nicotinamida, hialurónico, ceramidas, enoxolona, bakuchiol y ac salicílico o hidroxiacidos a bajas concentraciones serán beneficiosas.

 

3/ Fotoprotección

La radiacción ultravioleta, fundamentalmente los rayos UVB agravan y desencadenan lesiones de acné. Además, ciertos medicamentos utilizados para el acné son fotosensibles.

Es necesario utilizar una crema solar no comedogénica suave por la mañana.

Son preferibles las emulsiones o geles en pieles grasas o mixtas. Por la tarde o noche retirarla al lavarnos.

 

 

 

4/ Maquillajes

Si que se pueden utilizar maquillajes en pieles acneicas.

Al principio del tratamiento nos permitirán disimular las marcas y lesiones faciales y de esta forma, aumentar nuestra autoestima.

Son preferibles las cremas o emulsiones correctoras no comedogénicas ni excesivamente grasas. Es fundamental retirarlas tras su uso por la tarde con una solución limpiadora.

 

 

 

Tabla 1: Rutina cosmética diaria en pieles con acné según sus características:

  Piel Normal Piel grasa acneica Piel seca / sensible
Mañana -Lavar con solución no agresiva aniónica leve o solución antiséptica jabonosa

-Uso de crema hidratante no comedogénica.

-Uso de fotoprotector solar no graso

-Lavar con gel o mousse limpiador (con peróxido benzoílo o lauril sulfato o acido salicílico)

-Uso de hidratantes ligeras en emulsión no comedogénicas y con seborreguladores

-Uso de fotoprotector no graso

-Lavar con cremas limpiadoras o bálsamos (con aceites naturales)

-Uso de hidratantes emolientes con ac hialurónico o similar

-Uso de fotoprotector

Noche -Lavar con solución no agresiva aniónica leve o solución antiséptica jabonosa

-Uso de tónico y posteriormente loción hidratante no comedogénica

-Lavar con gel o mousse limpiador (con peróxido benzoílo o ac glicólico o ac azeláico)

-Cremas con retinoides, alfa hidroxiácidos o ac salicílico y posteriormente emulsión hidratante no comedogénica

-Lavar con cremas limpiadoras o bálsamos (con aceites naturales)

-Uso de cremas hidratantes emolientes con ac hialurónico o niacinamida

 

En resumen, el cuidado de la piel con acné o propensión al acné es fundamental para mejorar la barrera cutánea alterada, disminuir las lesiones y evitar posibles alteraciones producidas por ciertos medicamentos útiles para el tratamiento del acné.

El tipo de limpiador, crema hidratante y fotoprotector utilizado dependerá del tipo de piel y la intensidad de lesiones de acné que tengamos. Además, el uso de dermocosmétios adecuados aumenta la sinergia con los medicamentos antiacné y permite una mayor adherencia al tratamiento.

Comentarios no permitidos para esta entrada.