C/ Jorge Juan, 36, Madrid - 91 576 90 54 - consulta@dermomedic.com

Microscopía confocal y Cáncer de piel

 

La técnica innovadora de Microscopía confocal es capaz de observar mejor las patologías de la piel, los tumores cutáneos y los lunares peligrosos. La Dra. Pampín Franco, del cuadro médico de Dermomedic,  describe sus usos y ventajas.

¿Qué es la microscopía confocal?

La microscopía confocal es una técnica de imagen no invasiva que nos permite obtener imágenes de la piel de forma que distinguimos cada célula de manera independiente, es decir, que tenemos una resolución celular parecida a la que tiene la histología. Por lo tanto nos permite mejorar el diagnóstico de muchas de las enfermedades de la piel.

¿Para qué se utiliza?

La microscopía confocal puede utilizarse para el diagnóstico de múltiples patologías cutáneas.

Además también la podemos utilizar para valorar las características de la piel normal e incluso del envejecimiento.

Lo utilizamos mucho para el diagnóstico de los tumores cutáneos tyanto benignos como malignos. Por ejemplo, una utilidad muy importante es distinguir si un lunar es benigno o si por lo contrario es un melanoma.

También se utiliza mucho para el diagnóstico de otros tipos de cánceres cutáneos como el epitelioma basocelular, la enfermedad de Bowen y para el diagnóstico de las enfermedades inflamatorias de la piel como la psoriasis, la dermatitis, etc.

Incluso la podemos utilizar para monitorizar la respuesta a tratamientos tanto médicos como estéticos.

¿Qué ventajas y desventajas presenta frente a la biopsia?

La principal ventaja de la microscopía confocal es que no produce ningún daño en el paciente. No tenemos que extraer ninguna muestra de tejido, por lo tanto no van a quedar secuelas ni cicatrices.

Otra ventaja muy importante es que podemos hacer el diagnóstico en el mismo momento que valoramos al paciente, ya que la captura de las imágines la realizamos en vivo sobre él, a diferencia de lo que ocurre con la histología en la que el procesamiento de las muestras requiere varios días hasta que el patólogo puede analizarlas y dar un diagnóstico.

la desventaja que tiene el confocal es que se necesita experiencia y entrenamiento para evaluar correctamente las imágenes. Entonces, en algunos casos puede ser difícil llegar a un diagnóstico e incluso ser necesario completar la valoración con la histología.

¿Tiene algún riesgo?

La microscopía confocal no tiene ningún riesgo.

Podemos realizarla en cualquier paciente, ya que al no tomar muestra de tejido, no va a producir ningún daño. La prueba no duele. No produce sensación de quemazón y no se requiere la utilización de ningún medicamento ni irradiaciones en la piel. Por lo tanto, cualquier paciente puede someterse a la microscopía confocal