C/ Jorge Juan, 36, Madrid - 91 576 90 54 - consulta@dermomedic.com

Dermatoscopia para lunares

¿Necesito hacerme una dermatoscopia para los lunares?

En primer lugar vamos a definir que es un lunar: un lunar es una lesión benigna formada por las células que sintetizan el pigmento de la piel o melanocitos, es decir, es una acumulación de melanina. Se manifiesta habitualmente como una mancha en la piel de color marrón o negro de  pequeño tamaño (de medio a un centímetro).

Por tanto los lunares en sí, no son peligrosos ni dañinos, pero si hay que tener un control sobre ellos y comprobar de vez en cuando el posible cambio de los que ya teníamos o la aparición de nuevos lunares, ya que el problema y el peligro de los lunares es que se pueden convertir y transformar en lesiones graves de piel o incluso tumores.

Es por ello que sería ideal y conveniente visitar al dermatólogo para que nos realice una dermatoscopia en cuanto veamos algún cambio en nuestros lunares o simplemente queramos comprobar que el estado de salud de nuestra piel  es el correcto.

Con la dermatoscopia el dermatólogo podrá saber con exactitud que lunares son benignos, cuales habría que controlar, y cuales podría plantear problemas de salud y deberían ser extirpados.

 

 

Más información sobre dermatoscópia