C/ Jorge Juan, 36, Madrid - 91 576 90 54 - consulta@dermomedic.com

Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Dr. Diego Tomás Ivancich

Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Miembro numerario de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía, Plástica, Reparadora y Estética)

Colegiado nº 35844 Madrid.

Introducción

La Cirugía Estética es una rama dentro del amplio campo de la Cirugía Plástica y Reparadora. Por tanto, los especialistas que ejercen esta disciplina son cirujanos plásticos.

La Cirugía Plástica tiene dos objetivos: restaurar las deformaciones causadas por accidentes, quemaduras, malformaciones congénitas, tumores, etc., y, además, restablecer el déficit funcional que puedan acompañar a estas deformaciones.

La Cirugía Plástica‑Estética en cambio, trata con pacientes sanos (no presentan deformaciones graves ni alteraciones funcionales), y su objetivo es actuar sobre aquellos rasgos de la persona que son consecuencia del paso del tiempo o de la propia naturaleza y que se apartan de la norma estética.

La importancia actual de la Cirugía Estética  ¿Porqué operarse?

Actualmente, vivimos en una sociedad donde la imagen y el aspecto físico desempeñan un papel primordial en las relaciones interpersonales y profesionales; y la disconformidad con ciertos rasgos de nuestro aspecto físico, que puede ser de causa congénita o adquirido (accidentes, operaciones diversas, envejecimiento), pueden tener repercusiones negativas en nuestra personalidad.

La cirugía, al corregir esos “defectos estéticos”, trata de lograr una mayor armonía corporal, que se traduzca en una mayor valoración de nuestra propia imagen física, aumentando la estabilidad emocional y seguridad en uno mismo. Pero recordemos que la cirugía por si sola no solucionará ningún problema personal.

La Cirugía Estéticaempieza cuando las personas identifican en su aspecto un problema que desean corregir.

Cambiando el exterior para ponerlo en armonía con el interior.

Decálogo de la Cirugía Plástica

La Cirugía Plástica, por ser una especialidad quirúrgica, conlleva los riesgos generales inherentes a cualquier tipo de cirugía o anestesia.

Para disminuir la probabilidad de cualquier problema deberemos tener presente una serie de aspectos que describimos a continuación:

1) Asegurarse a través del Colegio de Médicos (Telf.: 91) o de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) (Telf.: 91 de ser atendido por un especialista en Cirugía Plástica, único título oficial en España. Un Cirujano Plástico no puede garantizarle que no vaya a tener complicaciones pero si le asegura que tiene una correcta formación profesional para tratar cualquier problema

2) Operarse en una clínica u hospital autorizado por las autoridades sanitarias. Es la garantía de que reúne las adecuadas condiciones materiales y humanas.

3) Exigir siempre la realización de un estudio preoperatorio completo y la presencia en quirófano de un médico especialista en anestesiología, aún por muy sencillaque parezca la intervención a la que nos vamos a someter.

4) La información en la primera visita debe ser dada por el cirujano plástico y no por una comercial o asesora como ocurre en algunas macro-clínicas.

5) Desconfiar de la publicidad agresiva en los medios de comunicación.

6) No olvide preguntar y resolver con el cirujano plástico todas sus dudas referente a la operación solicitada, alternativas a la misma si existen, tiempo de postoperatorio, resultados esperados y posibles complicaciones. Lea detenidamente y firme el consentimiento informado.

7) No dude en pedir una segunda o tercera opinión para estar completamente segura.

8) Tenga en cuenta que la cirugía Plástica-estética no tiene por finalidad cambiarnos sino mejorarnos y en ningún caso será la vía para resolver problemas personales o profesionales. No tome como ejemplo los personajes televisivos. La cirugía bien conseguida no debe llamar la atención.

9) Sea realista sobre el objetivo de la intervención y déjese aconsejar por el cirujano, evitando crearse falsas expectativas. Una cosa es lo que quisiéramos conseguir y otra cosa es lo que se puede lograr quirúrgicamente y no siempre coinciden.

10) La decisión de operarse es algo personal. No deje influenciarse por otras personas porque no todos tienen porqué entender nuestras motivaciones. Si usted está satisfecho, la intervención habrá sido un éxito.

En resumen, si se estudia adecuadamente al paciente, se valora honestamente el caso, y se planea y ejecuta correctamente la intervención quirúrgica, las posibilidades de riesgo se reducen espectacularmente, y el paciente, como los millones de personas que se operan anualmente en el mundo, pueden encontrar en la Cirugía Plástica la solución deseada, ya que los resultados compensan ampliamente los eventuales riesgos.

La anestesia en la Cirugía Plástica

Pensar en la anestesia siempre causa respeto, a menudo temor y a veces miedo. Esto es normal si usted desconoce qué es la anestesia y sus posibilidades actuales. Nosotros pretendemos que con esta información y nuestro asesoramiento, pueda acudir al quirófano tranquilo, sin temor y dispuesto a colaborar con el equipo médico.

¿Qué es la anestesia?

Es una especialidad médica que permite operar a los pacientes sin dolor, mediante la administración de medicamentos anestésicos, procurando la máxima seguridad, comodidad y vigilando en todo momento al paciente mientras es operado.

¿Voy a estar dormido?

La anestesia se puede conseguir por diferentes medios y no necesariamente hay que estar dormido para ser operado sin dolor. En laanestesia generalse encontrará en una situación similar al sueño, en la sedación estará semidespierto pero tranquilo e indiferente a lo que ocurra alrededor, en la anestesia epiduralestará anestesiado solo de cintura hacia los pies.

¿Cómo me van a dormir?

Hoy no se utilizan gases como el cloroformo sino medicamentos que se administran por la vena, mucho más seguros y de efectos más agradables.

¿Cómo voy a despertar?

Usted despertará al terminar la intervención y saldrá despierto del quirófano. Antes de subir a la habitación pasará un tiempo durante el cual será controlado por el anestesiólogo

¿Hay riesgos?

Toda intervención tiene un riesgo propio de la cirugía y otro de la anestesia. Los riesgos dependen principalmente del estado previo del paciente. Esto no debe preocuparle demasiado, pues el riesgo será cuidadosamente valorado por el anestesiólogo después de haber realizado las pruebas preoperatorias necesarias (análisis completo de sangre, electrocardiograma, radiografía, etc). Además el riesgo en cirugía estética es especialmente bajo, entre otras razones, por ser una cirugía no urgente, se realiza en pacientes sanos y son procedimientos que no requieren una anestesia muy profunda por limitarse a planos superficiales como piel y tejido subcutáneo, sin entrar en ninguna cavidad importante como en el caso de una apendicitis.

Un error muy frecuente entre los pacientes es pensar que la anestesia local es más segura que la general, esto no es cierto y suele ser todo lo contrario.

Intervenciones Quirúrgicas

RINOPLASTIA (cirugía de la nariz)

Consiste en una remodelación quirúrgica de la anatomía nasal según sus necesidades (extirpación del dorso, elevación y afinamiento de la punta, disminución de la anchura, etc.) para conseguir el perfil deseado que armonice con el conjunto de los rasgos faciales y nunca valorando aisladamente la nariz, sino dentro del contexto de la cara.

OTOPLASTIA (Cirugía de las orejas)

Es un tipo de cirugía destinada a corregir las orejas “en soplillo” o prominentes.Su principal indicación es contrarrestar el complejo psicológico que crea, tanto en los niños como en los adultos, el tener unas orejas que forman un ángulo anormalmente grande con respecto a la cabeza.

Envejecimiento Facial

La cara es la parte principal del cuerpo como forma de expresión y nuestra tarjeta de presentación al relacionarnos con los demás. También es donde más visibles se hacen las huellas del paso del tiempo.

El proceso de envejecimiento es complejo e intervienen diversos factores: una predisposición personal o hereditaria, situaciones de “stress”, hábito alimenticio, tabaco, alcohol, exposición excesiva al sol, etc.

Todos los signos de envejecimientos facial derivan de la pérdida de laxitud o elasticidad de los tejidos, con formación de arrugas, caída de las cejas, formación de bolsas en los párpados, pliegues en el cuello, etc.

Desgraciadamente no hay nada que pueda sustituir la cirugía en este campo. Existen diversos tipos de operaciones que pueden efectuarse solas o aisladas para combatir el paso de los años. A continuación las describiremos brevemente:

Lifting o Estiramiento Facial

Es una operación destinada a tensar la piel de la cara y cuello con objeto de eliminar las arrugas.

Se efectúan con anestesia local o general, y las incisiones quirúrgicas se practican por dentro de la línea del pelo y por el borde anterior de la oreja, quedando ocultas a simple vista.

Cirugía de los párpados o blefaroplastia

Consiste en corregir las bolsas de grasa que forman las ojeras en los párpados, y extirpar el exceso de piel del párpado superior e inferior. Eliminando el aspecto de cansancio y envejecimiento.

Cirugía de la Mama

Aumento de mamas. Prótesis mamaria

Las mamas poseen una gran importancia psicosexual, y constituyen un símbolo de feminidad. Por ello es fácil comprender los problemas psicológicos que puede representar para algunas mujeres tener un pecho poco desarrollado.

Es una de las cirugías con mayor demanda y se practica principalmente en mujeres con poco desarrollo mamario, secuelas de embarazos y lactancia, malformaciones con asimetrías mamarias o simplemente por el deseo de resaltar más la figura corporal.

Reducción mamaria

La operación consiste en reducir el volumen de las mamas y colocar en su posición correcta la areola y el pezón. Al mismo tiempo se puede disminuir las dimensiones de la areola y pezón.

Para la mujer, un pecho excesivamente grande y caído puede ser tan preocupante como uno excesivamente pequeño. La hipertrofia de mamas o exceso de tamaño se asocia con problemas de dolor de espalda de cuello y alteraciones de la piel debajo de la mama (dermatitis)

Flacidez o prótesis mamaria

Estos términos hacen referencia a los “pechos caídos”,es decir, aquellas mamas que sin tener un gran volumen han sufrido una importante caída.

El pecho se cae naturalmente a lo largo de la vida favorecido por la gravedad, embarazos, lactancia, pérdidas de peso y pérdida de elasticidad de la piel.

La intervención para elevarlo se denomina Mastopexia, es similar a la reducción mamaria, aunque la resección de tejido es mínima. La técnica consiste en la extirpación de la piel sobrante y reposicionar el tejido interno. En algunos casos la falta o atrofia de tejido se compensa con la colocación de una prótesis de mama.

Las cicatrices son similares a la reducción mamaria o si la caída (ptosis) es pequeña puede bastar con una cicatriz vertical o una periareolar.

Anomalías estéticas de la areola y pezón

Habitualmente cuando se abordan los problemas estéticos de los pechos nos centramos en los casos de aumento, reducción o elevación (mastopexia). Raras veces nos referimos a pequeñas alteraciones que tienen una solución muy sencilla en comparación con las repercusiones psicológicas que pueden originar.

Las alteraciones estéticas que más a menudo suelen encontrarse son:

PEZÓN INVERTIDO, DEPRIMIDO O PLANO: En esta situación el pezón no sobresale por encima de la areola o hay una depresión central.

Suele ser unilateral y la causa más frecuente es hereditaria aunque también puede verse por obesidad, infecciones, embarazos, cirugía mamaria o enfermedades malignas.

HIPERTROFIA DE PEZÓN: un pezón excesivamente grueso o elongado puede ser tan inestético como su ausencia. Suele ser bilateral y de causa hereditaria pero se hace mas manifiesto en los embarazos.

En ocasiones se acompaña de un “exceso de areola” en la cual ésta tiene un diámetro excesivo.

POLITELIA: Es la existencia de mas de un pezón. Se localizan preferentemente en la región inframamaria, pero pueden verse en otras partes de tórax o axilas. Mucha gente los confunde con lunares.

AREOLA PEQUEÑA: se asocia con un pecho muy pequeño y de aspecto masculino. Se corrige al introducir una prótesis mamaria que aumenta el volumen y distiende la piel areolar.

AREOLA TUBEROSA O CONICA: es una situación en que la mama tiene aspecto poco desarrollado y cilíndrico, siendo su base muy estrecha y la areola posee un gran diámetro y es de forma cónica o herniada. Su corrección implica corregir la falta de volumen de la mama y el tamaño de la areola.

La corrección quirúrgica de todas estas anomalías tiene un carácter ambulatorio, se realiza en clínica, bajo anestesia local y no requiere internamiento.

Ginecomastía o mamas masculinas

Es un desarrollo excesivo de los pechos en los hombres que provoca serios problemas personales de índole personal y de relación social.

Cirugía del contorno corporal

Liposucción o Lipoescultura

La liposucción no es un tratamiento de la obesidad sino una técnica destinada a corregir losdepósitos grasos de ciertas partes del cuerpo que son rebeldes a los regímenes de adelgazamiento.

Abdominaplastia o Dermolipectomia Abdominal

Es una especie de “lifting” del abdomen para mejorar su aspecto, tensando la pared abdominal y resecando el tejido en exceso (cutáneo y graso)

No es una operación destinada a perder peso, sino a eliminar la flacidez abdominal provocada por pérdidas de peso en obesos, secuelas de embarazos, distensión de los músculos abdominales, etc. Al mismo tiempo, se pueden extirpar secuelas cutáneas como estrías, cicatrices de cesáreas, apendicitis u otras operaciones.